Entrevista a Pedro Mayoral – Responsable de Ingeniería y Medio Ambiente de AHYRESA, Andaluza de Hierros y Recuperación S.A.

 

AHYRESA,

Andaluza de Hierros y Recuperación S.A. es una empresa fundada en 1986, dedicada al reciclaje. Especializados en el tratamiento de productos de consumo fuera de uso y la recuperación de chatarras en general, así como de desmontajes industriales. Estamos comprometidos en cuanto a las exigencias en materia medioambiental, manteniéndonos al día en normativa internacional en materia de calidad, medio ambiente y seguridad laboral, asumiendo una política de mejora continua. Todo esto, unido al importante equipo humano especializado y cualificado y nuestra experiencia de más de 20 años nos convierte en un referente en el sector del reciclaje malagueño.

AHYRESA PUBLICIDAD

Img Pedro Mayoral C¿A qué se dedica su empresa?

AHYRESA es una empresa dedicada a la gestión y recuperación de residuos disponiendo nuestro centro principal de varias líneas como las de Vehículos Fuera de Uso, Rae´s, Baterías y,  especialmente, residuos metálicos. Nuestra actividad igualmente se desarrolla en el sector del desmontaje especializado de grandes instalaciones industriales, minería, servicios, etc. y, más recientemente, desguaces de buques y embarcaciones tanto en España como en otros países.

 

¿Desde cuándo empezaron la actividad y cómo han ido cambiando?

Nuestra actividad comenzó a mediados de los años 80, concretamente en 1.986, a partir de una pequeña instalación de compra y venta de chatarra que gestionaban los padres de Rubén Martos, nuestro Gerente. En estos 30 años son muchas las cosas que han cambiado, unas veces por los continuos cambios de legislación y normativa y otras por los requerimientos empresariales que exige cualquier actividad y muy especialmente la nuestra. Los chatarreros, denominación que puede resultar incómoda para las nuevas generaciones de gestores, han desarrollado una actividad de gran importancia tanto social como industrial que, tradicionalmente, no ha tenido la debida consideración tanto de los ciudadanos como de la propia Administración. Hemos cambiado fundamentalmente el concepto empresarial, concienciándonos que a nuestras instalaciones llegan recursos primarios que hemos de gestionar de forma racional para su nueva entrada en el mercado, aplicando los procedimientos técnicos más adecuados para su puesta en valor que será el valor de nuestra empresa. La mecanización, separación, clasificación efectiva y optimización del transporte son conceptos que llevamos años aplicando junto al control de costes, estudio de mercados, formación y cualificación del personal, condiciones de seguridad, control ambiental, etc.  AHYRESA ha evolucionado en el tiempo adaptándose a los requerimientos actuales para este tipo de instalaciones.

Su empresa se caracteriza por …..

En primer lugar destacaría la imagen y servicio como centro de gestión de residuos, muy distintas de las tradicionales instalaciones. También nos caracterizamos por los medios mecánicos que nos permiten una mayor eficiencia en los tratamientos y en la comercialización posterior. Por último he de destacar el papel fundamental que desempeña nuestro personal, tanto por su implicación con la empresa como por su continua predisposición a la actualización de conocimientos y cualificación profesional.

 

¿Qué momento vive el sector de residuos?     

Podría denominarlo como emocionantemente revuelto. El sector de residuos tiene tres puntos motrices: los Ciudadanos y Empresas que son el origen del producto, la Administración que establece la normativa y planes sectoriales de gestión y las Empresas Gestoras. Actualmente la fuerza motriz de cada uno de ellos es muy grande, pero desgraciadamente se dirigen hacia direcciones distintas, por lo que el avance es muy dificultoso y entre todos perdemos mucha energía. Los ciudadanos e industrias en estos momentos están muy concienciados en los conceptos de separación, reciclaje, etc., pero no se puede decir lo mismo en cuanto a su implicación en la gestión mas allá del depósito en contenedores por colores, podríamos decir que casi cumplen sus deberes. La Administración siguiendo las pautas fijadas por su cúpula política, legisla y marca las pautas del sector pero a espaldas de las realidades y necesidades del mismo. Los gestores disponemos de un gran potencial y una posición privilegiada en cuanto a perspectivas económicas, creación de empleo y aceptación social, pero muy poca cohesión empresarial y, por qué no decirlo, una mentalidad empresarial necesariamente mejorable.  Está disparidad de direcciones no solo hace que el sector no avance en consonancia con otros países, también produce una elevada fricción que impide su desarrollo.

Es el momento de asimilar cambios y retos en clara apuesta de futuro y de posicionarnos como colectivo, indudablemente.

 

¿Por qué se debe reciclar?  

Dejando a un lado los tópicos sobre el reciclaje, todos ellos razonables, me quedo con la idea de la sostenibilidad a largo plazo. Los recursos naturales son finitos y su extracción supone un elevado coste medioambiental. Mediante el reciclaje “amortizamos” a medio y largo plazo el deterioro ocasionado y evitamos su progresión. Desde una visión económica (somos empresarios) el reciclaje nos permite ofrecer al tejido industrial una serie de productos primarios de los que el país carece, evitándose su importación y sobrecostes, con la peculiaridad de que mediante los procesos de recuperación, estos recursos básicos dejan de ser finitos y su obtención no genera afecciones ambientales.

 

Según ese concepto ¿eleva a los residuos al nivel de recursos primarios básicos?:

Efectivamente. Y una de nuestras asignaturas pendientes, tanto a nivel político como empresarial, es la de considerar a los residuos de forma similar a los recursos primarios y establecer medidas legislativas que potencien su gestión y uso, con el mismo nivel de protección y desarrollo que los recursos naturales.  Tomemos el caso del aluminio por no disponer  España de ese recurso mineral. Los datos anuales establecen un consumo algo superior a las 100.000 Tn  de envases de aluminio, si, como todos conocemos, los envases son genéricamente de un solo uso es fácil deducir que España puede disponer anualmente de 100.000 Tn de aluminio procedentes de envases y de forma consecutiva a lo largo del tiempo. Sin embargo hemos de importar el 70 % de la cantidad requerida por la industria al infravalorar y no regular el potencial que representa el consumo asociado al reciclaje en cuanto a las potenciales reservas de recursos del país.

 

¿Qué diría a las empresas que no están en AGRESUR para animarles a que se integren en nuestra asociación?

Les diría que estamos en un momento importante y crucial en el que tenemos que ser visibles y audibles, dejar de ser meros instrumentos pasivos de todo tipo de intereses y comenzar a ocupar el espacio que nos corresponde por derecho en la economía derivada del medio ambiente.  Y eso, como saben, solo lo podremos conseguir si corporativamente somos fuertes. Tus inquietudes son las nuestras, ¿hablamos?

 

 

 

Comparte en tus redes sociales

Facebooktwittermail